Chistes Malos

Este es un chiste malo, tan malo que dice así: "¿Qué hace una vaca con los ojos cerrados? Leche concentrada jaja. ¿Entienden? Porque se está concentrando jaja. Tengo que dejar las drogas". Este chiste podría ganar un premio por ser tan malo. Es tan malo o más malo que Hitler jajaja. Bueno, es que para contar chistes hay que tener esa chispa que tienen lo cómicos para hacer reír a la gente. Los chistes malos no son tan malos después de todo, porque luego de escuchar el chiste malo, uno se ríe igual, no por el chiste, sino porque todos se dieron cuenta que el chiste es malo.
 Chistes Malos