Chistes Buenos

¡Qué buen chiste!. Qué manera de vacilarse al policía. Cuando no, si a la primera pregunta el niño de responde con una cosa burlesca y esquiva, porque es obvio que no quiere dar la dirección de su casa; cualquier persona, en todas las demás preguntas le respondería lo que fuera. Y hasta el final, no dijo dónde vivía. Tanta pregunta, para nada. Fue un interrogatorio fallido. Si así se burlan los niños, cómo se burlaran los adultos. Los policías son nuestros amigos, nos cuidan, merecen respeto. Pero, los chistes son para reírse y esto, si que es divertido. Muy bien.
 Chistes Buenos
Heidi Zuñiga